En cuanto al tamaño de nuestro colchón, son varias los detalles a tener en cuenta. Entre ellas nuestra altura (la más recurrente por lógica), nuestras preferencias particulares y, en especial, tanto el ancho como el grosor.

Grosor del colchón:

Depende sobre todo del uso al que va a ser sometido, pudiendo ser utilizado sólo fines de semana, muy puntualmente, o a diario. Cuanto más "alto" sea nuestro colchón, más va a repecurtir este dato en nuestra comodidad. No es que exista un mínimo o un máximo, pero nosotros recomendamos cifras superiores a los 10 cm, incluyendo en nuestro catálogo el colchón Zaire (el más barato de todos y con 12cm de alto), hasta el modelo Selby o Retron, ambos con 28cm.

Largo del colchón

Determinado por la altura de cada usuario, no es recomendable hacerse con un colchón que sea muy justo. Lo ideal es pasarse de largo y no pecar de corto. 10 o 15cm por encima de nosotros y por debajo de nuestros pies, sería lo ideal. Tened en cuenta que siempre estiramos los brazos sobre la cabeza al dormir.

Ancho del colchón

Al igual que la altura, el ancho viene determinado -además de las preferencias- por nuestra envergadura, aunque también si dormimos en solitario o acompañados (camas de matrimonio). En el primer caso con un ancho de 90, 105 o 120cm es más que suficiente. Caso contrario si la usan dos personas, lo cual ya nos obliga a acercarnos a los 150,160 y 180cm si queremos holgura.